jueves, 9 de agosto de 2012

El Gozo de Tu Mirada...



Cuento apenas los minutos que me separan del sonido de siempre… Ando inquieto en mis cosas, pendiente de la cita ineludible con mi corazón. Y en este tempus fugit que son mis días, atesoro los pasos que me separan de Tu casa, porque sé que al final del trayecto me espera el Gozo de Tu Mirada…

Es el RITO con mayúsculas, el camino de los pensamientos que me llevan desde niño al añil de tu sonrisa. Aún no sé cómo vas a mirarme hoy, ni siquiera sé cómo voy a hacerlo yo, si como el niño que siempre fui, o como el hombre en qué me ha convertido la vida… 

No sé si en este atardecer entrelazaremos sonrisas o miradas de añoranza… no sé si llegaremos a cruzar alguna palabra o serán las lágrimas de mis mejillas las que, sin permiso, se lancen a las tuyas como un beso de joven enamorado… 

Lo que sí sé que es que me esperan catorce cielos de veinticuatro horas para llenarme de Tu mirada cercada en nardos, de tu sonrisa atrapada en tantas cosas que contarnos, de tus manos aguardando las caricias de la brisa agosteña…

Los sentimientos galopan y se amontonan en ese espacio que discurre entre mi ser y Tu Gloria repujada en plata. Y en ese pequeño cofre de espacio y de tiempo, caben todos, los que se fueron, los que están por venir, los miedos, las risas, los gozos, las sombras, las esperanzas… 

Aún no ha comenzado y ya sufre mi corazón sabiendo que esté Gozo efímero es eso… tan pasajero como el tiempo en que nos hallamos atrapados. Pero sé, Mujer, que esa distancia que nos separará el resto del año, no es más que hueco, vacío, altura nimia que no nos impide encontrarnos casi a diario…

Hoy es Víspera de San Lorenzo, y los dos ansiamos esa puesta del sol… Te aguardo…Me esperas… Te quiero…

1 comentario:

Perchelero dijo...

Sombrerazo Miguel, tantos sentimientos, tantas verdades, solo pueden caber en este pequeño trocito de cielo con el que nos deleitas a diario...Que el tiempo no pase, que se detenga a su lado, para que seamos capaces de decirle cuanto le debemos y cuanto la amamos. Ya la tenemos cerquita, ya podemos hablarle muy quedos y a su lado.
Un abrazo artista